Blogia
Ugíjar de Izquierdas

Cultura

El 11 de abril en Albuñol

El 11 de abril en Albuñol
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Acto del Ateneo Republicano de la Alpujarra.-Albuñol 11/04

Acto del Ateneo Republicano de la Alpujarra.-Albuñol 11/04

Acto en Zujaira en recuerdo de las víctimas de Mauthaussen

En Ugíjar reivindicamos la memoria de Antonio Ruiz Velasco, victima del nazismo en el campo de Güssen, sucursal del campo de Mauthaussen

La tercer Republica en el Stock Kangri (6150m.). La proxima vez la colocaremos en el Everest.

La tercer Republica en el Stock Kangri (6150m.). La proxima vez la colocaremos en el Everest.

   El compañero Antonio Ferrero de la Asamblea de Ugíjar junto con otros amigos de Cantabria han estado este verano por la India haciendo senderismo y llevaron nuestros colores, los de la República a lo más alto.

Muchas gracias compañeros/a

FELICIDADES POR VUESTRO TRABAJO PARA TODOS/AS

FELICIDADES POR VUESTRO TRABAJO PARA TODOS/AS
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Las fiestas de Ugíjar. Nuestra gente

Las fiestas de Ugíjar. Nuestra gente

¿QUÉ REPÚBLICA?

¿QUÉ REPÚBLICA?

Julio Anguita González, publico.es / 11 oct 07

 

De unos años acá crecen las actividades políticas y culturales ligadas a difundir y recuperar el ideal republicano. A las clásicas organizaciones republicanas que aguantaron como pudieron la dictadura, se han ido sumando colectivos de variada índole que reclamándose de la misma fuente, constituyen ya una amplia nómina de siglas que agrupan asambleas, ateneos, centros culturales y publicaciones varias. La Ley de la Memoria Histórica, con sus debates y avatares políticos, ha conseguido establecer un puente sobre el tiempo para recuperar los recuerdos, los hechos y las evidencias que la historiografía del franquismo, el pacto de silencio de la Transición y la permanente connivencia de intereses han secuestrado y escamoteado. En ese sentido tanto fuerzas políticas como medios de comunicación se han erigido en una Corte que medra en esta palatina piel de toro.

La cotidianeidad no trae imágenes de revueltas, quemas de retratos y expresiones colectivas de rechazo a la Monarquía. Esto constituye un síntoma de que determinados tabúes y santos griales son bajados de sus altares y se concitan contra ellos una gama de proyectos, culturas, rechazos y mecanismos de evasión.

Pero no nos engañemos, si el proyecto de la Transición que Juan Carlos corona recibe crecientes y paulatinos disensos, es como consecuencia de que está agotado, su Constitución varada y víctima del veneno retardado de las contradicciones, anacronismos, apaños, ambigüedades e incumplimientos que jalonan su existencia formal. La restauración borbónica de 1978 es casi un calco de aquella otra Restauración que muñó Cánovas, benefició a los poderes oligárquicos y tuvo como pináculo a Alfonso XII. Desde 1994 los que han aprendido las lecciones de la Historia trabajan para ponerse al frente de los cambios impostergables. La República puede ser un recambio para las elites, siempre y cuando ésta nazca ya cocinada, sazonada y presta para ser servida por ella misma. Y es aquí, en esta coyuntura, donde la propuesta de III República tiene que ser concebida, organizada y difundida como modelo alternativo de sociedad plenamente democrática. ¿Qué República?

La II República e incluso la I son referentes pero nada más ; ya pasaron. Se trata de dirigir voluntades y esfuerzos para construir la III ; la del siglo XXI que no vendrá por si misma sino que debe ser traída. Construir república significa un proyecto claro de futuro, sujetos múltiples y colectivamente organizados en torno a ese proyecto. Sin olvidar que la República por ser creación de ciudadanos y ciudadanas, implica la asunción de responsabilidades cívicas en el eje de coordenadas que forman los derechos y los deberes. Construir República es aceptar que la sociedad con sus grupos, intereses varios contrapuestos y códigos éticos plurales es la protagonista principal y fundamental de la participación y decisión políticas. La ciudadanía es la materia prima de la República.

El proceso constituyente de la III República se iniciaría desde instancias sociales y políticas múltiples e iría consolidándose como alternativa ética de Estado. El final del mismo sería el anteproyecto o el proyecto de Constitución Republicana asentado ya firmemente en la conciencia social.

Para mí son siete los ejes que encauzarían el proceso de discusión, adhesión y elaboración ciudadanas.

La Constitución republicana debe, junto cono los mecanismos que garanticen su aplicación, incorporar la Declaración de Derechos Humanos añadiéndole además los contenidos de los Derechos medioambientales.

No hay República sin Democracia plena que no es sino un convenio permanente entre seres libres e iguales para seguir permanentemente conviniendo. La Democracia o es radical o no lo es.

La Paz entendida como el conjunto de valores, normas y actuaciones dirigidas no sólo a erradicar del horizonte político y cultural el hecho de la guerra sino básicamente el marco de seguridad colectiva desde una estricta lógica civil. Y ello conlleva proyectos nuevos para los ejércitos, la política y las relaciones internacionales.

Laicidad que se apoya en dos pilares: la Ética, en sí misma libertad de conciencia, y el status cívico que define la separación de las Iglesias con respecto al Estado. La Ética conduce a la Justicia Social que es igualdad de derechos, deberes y oportunidades. La instrucción laica, la escuela, el derecho a la información y el aprendizaje crítico son las condiciones de esa igualdad.

Austeridad entendida como Justicia Fiscal, control de los usos del dinero público y administración transparente. Pero la Austeridad es además una virtud que informa conceptos alternativos de calidad de vida y racionalidad en las relaciones con la Naturaleza y sus riquezas.

El Estado Federal es un Estado unitario que basa y centra su unidad en otros modos, otros contenidos y otros consensos ciudadanos. Es hijo de una voluntad general respetuosa con los hechos y precipitados históricos pero además y en plena igualdad con ello respetuosa con la decisión libremente manifestada de cada entidad. El Estado Federal que la III República debe diseñar y organizar tiene competencias federales que garanticen en cada territorio el cumplimiento de los derechos económicos, sociales y medioambientales para todos y cada uno de sus habitantes. La ciudadanía y sus derechos forman parte del acervo común de todos los federados.

La deriva de la UE hacia un conglomerado de estados que funcionan a distintas velocidades no responde en absoluto a las aspiraciones de quienes quieren construir un espacio supranacional con vocación de unidad política con todas sus consecuencias. El federalismo europeo debe constituir el proyecto permanente de la III República.

CORONACIÓN DE LA VIRGEN DEL MARTIRIO

CORONACIÓN DE LA VIRGEN DEL MARTIRIO

El día 15 de agosto se realizó la coronación de la Virgen del Martirio, patrona de la Alpujarra. Al acto asistieron diferentes autoridades de la comarca y la Corporación municipal de Ugíjar, junto con varios miles de ciudadanos/as.

LA BANDERA REPUBLICANA EN EL SALÓN MUNICIPAL (Nov.2006)

LA BANDERA REPUBLICANA EN EL SALÓN MUNICIPAL (Nov.2006)

          El día 25 de Noviembre, la Asamblea de Izquierda Unida de Ugíjar organizó un acto, en el que Julio Anguita, el que fuera coordinador general de nuestra coalición de izquierdas, dio una charla. El título que se le dio fue “La propuesta republicana”. Para dicho acto se utilizó el salón de actos de nuestro municipio, Ugíjar.  Decoramos el salón, y en el exterior del mismo colocamos la bandera de la República Española, roja, amarilla y violeta.     

      La bandera republicana tiene su origen en el siglo XIX, como símbolo de las fuerzas liberales que luchaban contra el absolutismo. El primero en utilizarla fue el coronel Rafael Riego, durante su pronunciamiento contra el absolutismo de Fernando VII. Más tarde, la granadina Mariana Pineda, en los años treinta del mismo siglo, sería ajusticiada por bordar una bandera con estos colores, la cual debía encabezar un nuevo levantamiento contra el tirano Borbón.  Dicha enseña fue recuperada durante la I República Española como símbolo de las luchas por las libertades de nuestro pueblo. Idas y venidas de nuestra Historia que la volverán a convertir en símbolo del cambio que se produce al derribar la dictadura militar apoyada por Alfonso de Borbón, el rey Alfonso XIII.     En abril de 1931 Alfonso abandonaba España a toda prisa, dejando el poder en manos del pueblo, que proclamó la II República Española. Nuevas esperanzas se abrían para los españoles en aquellos días, a pesar de las resistencias de los poderosos apoyados por la Iglesia, la burguesía comercial y terrateniente, y el Ejército. Aquellas esperanzas del Pueblo fueron frustras por un golpe militar,  que desembocó en una  cruenta guerra. La victoria de las fuerzas rebeldes apoyadas por las fuerzas de la Alemania Nazi y la Italia fascista, frente a la democracia representada por la República, sometió a nuestro país a una férrea y sanguinaria dictadura.         

         La República Española se convirtió en símbolo de la lucha por las libertades, y los republicanos españoles combatieron contra el fascismo a lo largo de todo el mundo.  De hecho, un vecino nuestro Antonio Ruiz Velasco, moriría en 1941 en el campo de exterminio nazi de Gussen, al igual que otros lo hicieran bajo las balas criminales de la dictadura franquista, con el apoyo de los que la respaldaban.         

        Menos de 50 minutos después de hondear la bandera en el balcón del salón municipal,  desempolvando los años en los que había sido condenada al olvido, fuimos obligados a retirarla. Acatamos la orden, pero no nos resignamos al silencio, ese silencio al que quieren condenarnos.  Nuestra lucha sigue siendo la de ayer, la lucha por las libertades frente a todos aquellos que no responden a razonamientos, que únicamente intentan imponer el miedo y el olvido. Pero seguimos aquí, sin miedo, porque EL FUTURO ES NUESTRO.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres